Tendencias

Chile: el "boom" del turismo slow

En el "slow travel" confluyen diversos factores, como el respeto al medioambiente y el contacto con las comunidades locales. Conoce dónde realizarlo en Chile.

Luego de dos años de pandemia, se ha puesto de manifiesto a nivel mundial un cambio en las tendencias y preferencias de los turistas y la industria, y uno de los grandes fenómenos de este 2022 son los viajes slow.

¿Qué es el turismo slow?

Se trata de un turismo que invita a los visitantes a disfrutar del momento, fundirse con el entorno natural y conocer la cultura de cada sitio en primera persona, sumergiéndose en ella a través de experiencias, comunidades y actividades únicas, algunas veces alejados de la muchedumbre. En este tipo de viajes el visitante conoce nuevos amigos y conecta con el medio ambiente. Se trata, muchas veces de sitios turísticos, culturales y naturales que pueden o no ser conocidos, pero rutas desconocidas para los nuevos visitantes.

“Esta tendencia hoy es un boom. En la industria turísticas hoy se están creando nuevos paradigmas, las nuevas propuestas buscan dar vida a destinos con enfoques más conscientesLas personas quieren conocer y relacionarse responsable y respetuosamente con nuevas formas de vida, tradiciones, culturas, donde la naturaleza, sin duda juega un papel fundamental”, señaló Claudio Iturra, experto en viajes y fundados de masaitravel.cl.

Complementariamente, el turismo slow también tiene el fin de la máxima integración del viajero con el disfrute de la gastronomía local y diferentes espacios para la improvisación, ya que la prioridad de este tipo de turismo es el goce de la experiencia más que del destino.

Turismo Slow en Chile

Hoy en Chile existe una serie de destinos slow, según menciona Iturra, entre los que destaca San Pedro de Atacama, Torres del Paine y Carretera Austral en turismo nacional.

Torres del Paine: resulta uno de los mejores destinos slow de invierno y de verano. “Este viaje es una conexión perfecta con la naturaleza y las comunidades magallánicas. Estamos hablando que es la Octava Maravilla del Mundo que nadie debe dejar de visitar”, dijo Claudio Iturra. El tour “slow” contempla visita a las granjas patagónicas, disfrutar las mágicas cascadas, recorrer los glaciares sobre un catamarán y la Cueva del Milodón. La experiencia permite disfrutar de un lugar salvaje, donde la naturaleza es dominante. Un imperdible, un destino hecho para toda la familia en sólo 5 días.

San Pedro de Atacama: Se trata de uno de los destinos más renombrados, no solo por ser la antesala del desierto más árido del mundo, además su actividad volcánica, sus geiseres, el altiplano, o sus calles adoquinadas, sus salares, su valiosa fauna, comunidades indígenas, así como su historia y arqueología, lo convierten en uno de los destinos slows favoritos de muchos. Masai Travel cuenta con un paquete de ensueño que contempla que además suma un tour astrológico, la visita a lagunas escondidas y reservas nacionales.

Carretera Austral: Entre los lugares a visitar está La Caleta Tortel, el imponente Glaciar Montt que marca un antes y un después. Cochrane y la confluencia del Río Neff con el Río Backer.

¿Quién es turista Slow?

  • Tiene entre 25 y 65 años.
  • Prefiere los rincones más singulares de los destinos que lo sorprendan
  • Le interesa el patrimonio cultural y natural de su destino.
  • Tiene interés por conocer personas autóctonas para empaparse de su cultura y vivir desde ese local taste.
  • Le inspiran la fotografía o el deporte al aire libre.
  • Valora la comida slow, los restaurantes de ingredientes KM0 o se siente atraído por la eno-gastronomía.

Ver también: Maratué: las acusaciones sobre el abastecimiento de agua

Temas relacionados

Deja tu comentario