DEMOLICIÓN

Nueva York: el Pennsylvania se rindió ante el Covid

Uno de los íconos hoteleros de Nueva York en los años dorados cayó vencido por el Covid. Será demolido para dar lugar a una torre de usos múltiples de 360 m.

El 25 de enero de 1919 el Pennsylvania abría sus puertas en Nueva York con bombos y platillos. Aseguraba ser “hotel más grande del mundo” y razones no le faltaban: su imponente estructura de 2.200 habitaciones dominaba una estratégica manzana, frente a la Pennsylvania Station del ferrocarril.

En su larga historia el edificio tuvo varios dueños, incluyendo a la cadena Hilton (1954 a 1979), a Dunfey Hotels –una división de Aer Lingus– (1979 a 1983) y a Penta Hotels (1983 a 1991). Fue, sin dudas, una propiedad señorial y de bien ganada reputación hasta que le ganó el abandono.

Hoy, el hotel tiene sus días contados: el Covid-19 aceleró su deterioro económico e impulsó el proyecto de demolerlo de sus dueños desde 1997, la firma estadounidense de bienes raíces Vornado Realty Trust y Ong Beng Seng, financista y empresario hotelero de Singapur.

Ya en esos tiempos querían derribarlo para convertir al predio, de la mano de Planet Hollywood, en el primer Official All Star Hotel. Pero luego la firma de entretenimiento prefirió hacer el negocio en Nueva Jersey.

“La decisión adoptada fue inevitable. El Pennsylvania puede haber sido una gran dama en su época, pero han pasado décadas de su gloria y ahora tiene fecha de vencimiento”, reconoció ante la prensa el CEO de Vornado Realty Trust. Su lugar estará ocupado por una torre de usos múltiples de 360 m. que ya tiene nombre: PENN 15.

Hotel Pennsylvania: buenos recuerdos y malas críticas

En los últimos años el hotel ha visto pasar por sus cuartos a miles de visitantes latinoamericanos, atraídos por sus bajas tarifas y excelente ubicación. Los mismos que, en muchos casos, lo fulminaron en TripAdvisor por su falta de limpieza, con ratas de gran tamaño yendo y viniendo por el interior.

Pero con su suerte sellada, vale la pena rescatar los años dorados del Pennsylvania, cuando el Café Rouge, restaurante principal del hotel devenido en club nocturno, se transformó en un punto de encuentro de Manhattan al ritmo de las Grandes Bandas y artistas de la talla de Count Basie, Duke Ellington y las Andrews Sisters, entre otros.

Allí también llegó a tocar la célebre Glenn Miller Orchestra (entre 1940 y 1942) y se hicieron grabaciones en vivo para el sello RCA Victor. Uno de los arregladores de temas principales de Miller, Jerry Shaw, escribió en los salones del hotel la melodía “Pennsylvania 6-5000” en referencia al número de teléfono del establecimiento, 736-5000. Dicho sea de paso, el número en uso continuo más extenso de la ciudad.

; Fue durante el compromiso de Miller en 1940 en el hotel cuando Gray escribió la melodía "Pennsylvania 6-5000" (con la letra más tarde agregada por Carl Sigman) que hizo uso del número de teléfono del hotel, 212-736-5000, que es el teléfono de Nueva York. número en uso continuo más prolongado. [45] La banda de Les Brown, con su vocalista Doris Day, presentó su canción "Sentimental Journey" en el Café en noviembre de 1944.

En su larga historia el edificio tuvo varios dueños, incluyendo a la cadena Hilton (1954 a 1979), a Dunfey Hotels –una división de Aer Lingus– (1979 a 1983) y a Penta Hotels (1983 a 1991) En su larga historia el edificio tuvo varios dueños, incluyendo a la cadena Hilton (1954 a 1979), a Dunfey Hotels –una división de Aer Lingus– (1979 a 1983) y a Penta Hotels (1983 a 1991)

Temas relacionados

Deja tu comentario