Esquí

Cómo aprender a esquiar, según Henrik Von Appen

Ir a la nieve es uno de los panoramas favoritos para disfrutar durante el invierno. Junto a ello, hay una serie de deportes que se pueden realizar en esta temporada, ya sea, esquí o snowboard. El mejor esquiador alpino chileno entrega algunas recomendaciones para aprender a realizar esta disciplina.

El deporte blanco sin duda es uno de los panoramas favoritos de la época invernal, sin embargo, no es una disciplina fácil que se pueda realizar sin tener conocimiento previo. Para practicarlo, no es necesario ser profesional del esquí, pero siempre es bueno tener en consideración algunos detalles: ocupar el equipamiento adecuado, realizar un buen calentamiento y estar relajado para disfrutar de la experiencia.

Para eso, Henrik Von Appen, el mejor esquiador alpino chileno de 24 años, que ha participado en una serie de campeonatos mundiales representando al país, entrega recomendaciones para los turistas, familias y niños que quieran aprender a esquiar.

¿Talento, magia o perseverancia?: No hay ninguna fórmula mágica, atajo o secreto para aprender a esquiar en la nieve. Según Henrik, para esquiar bien hay que estar siempre suelto, tratar de tener la mente en blanco, no sobre pensar las cosas, adaptarse a la pista, y tener sensibilidad, ya que esas son las cualidades de cualquier gran esquiador: sensibilidad, adaptación y relajación.

Implementos: Para poder esquiar, es importante contar con todos los implementos necesarios para tener una buena experiencia de nieve. Se debe contar con un equipo básico que tenga: un par de esquíes, botas, guantes, casco y antiparras. Los bastones no siempre son necesarios.

Consejos técnicos: El deportista olímpico afirma que para aprender a esquiar, es necesario repetir y exagerar las correcciones hasta que se vuelvan automáticas, para luego incorporarlas a nuestra técnica. A su vez, existen diferentes prácticas que se deben trabajar:

- Rotaciones del tren superior, para corregirlo se debe realizar una disociación del tronco con las piernas. Uno de los ejercicios que ayudarán a este movimiento, es esquiar con las puntas de los bastones, señalando hacia arriba y fijando el valle entre ambos bastones.

- Sentarse, la posición del esquiador es una posición natural relajada en el que el peso cae en las canillas, sumado junto a una semiflexión de rodillas. Hay que acostumbrarse a sentir siempre la bota contra la tibia. Si aumenta la pendiente hay que acompañarla con una inclinación hacia adelante lo cual puede sentirse antinatural.

- Giros hacia el exterior, es necesario tener en consideración conducir el balance del cuerpo hacia el esquí de la parte exterior.

¿Caerse o no?: El miedo de muchos que practican este deporte es caerse, sin embargo, lo bueno es que sea de manera temprana porque así se aprende y se pierde el miedo. “Todos nos caemos, es parte del juego y de la forma que se aprende, pero es importante no tenerle miedo”, agrega el deportista.

Para evitar lesiones: Como todo deporte, antes de subirse a los esquís es importante realizar un calentamiento previo, el cual debe contar con una elongación activa en zonas como las articulaciones de las rodillas, la espalda, los isquiotibiales y las caderas. Además, se recomienda hacer ejercicios de activación muscular, los cuales son muy importantes para evitar lesiones del Ligamento Cruzado Anterior de las rodillas, lesiones lumbares, caderas o fatiga muscular.

Con estas recomendaciones se podrá disfrutar de deportes de nieve con mayor seguridad y facilidad a la hora de aprender a esquiar.

Temas relacionados

Postea en tu Facebook