Europa

República Checa, hermoso patrimonio inmaterial

Este año, República Checa celebró el reconocimiento de dos sitios locales que se añaden a su lista de tesoros de la Unesco: 'El paisaje de cría y doma de los caballos ceremoniales de Kladruby nad Labem' y 'la Región minera de Krušnohoří / Erzgebirge'. Pero Existe otra categoría que no es tan conocida y que ofrece, de igual manera, un tesoro histórico pero vivencial a los que tienen oportunidad de disfrutarlos: los patrimonios inmateriales .

1. La danza «Verbuňk» de Moravia Eslovaca

(Inscrito en la Lista de la Unesco en 2005)

El Slovácko Verbuňk es una danza improvisada ejecutada por muchachos y hombres que viven en las regiones de Moravia del Sur y Zlín, en la República Checa. El nombre de la danza se deriva del término alemán Werbung (que se ha transformado en verbuňk), que significa “reclutamiento”, y es un reflejo de sus orígenes asociados el reclutamiento de bailarines y soldados para el ejército en el siglo XVIII. Hoy, es representado por grupos de danza folclórica en la mayoría de las ciudades y de los pueblos de la región de Slovácko, generalmente con motivo de las fiestas, tales como la celebración anual de la comunidad Hody.

unnamed (1).jpg
El Slovácko Verbuňk se baila al son de una música llamada
El Slovácko Verbuňk se baila al son de una música llamada "Nuevas canciones húngaras".

El Slovácko Verbuňk se baila al son de una música llamada “Nuevas canciones húngaras” y generalmente consta de tres partes. Se comienza con un canto, seguido primero por unos movimientos lentos y luego por otros más rápidos. La danza no está sometida a una coreografía precisa, sino que se caracteriza por la espontaneidad, la improvisación y la expresión individual, incluyendo competiciones de saltos. Generalmente se baila en grupo, y cada bailarín interpreta la música a su manera. Hay seis tipos regionales distintos de Slovácko Verbuňk, lo que explica la gran variedad de figuras y ritmos. Estos tipos se desarrollaron a principios del siglo XX y siguen evolucionando. Las danzas son un componente esencial de las costumbres, ceremonias y celebraciones locales y se representan con motivo de un concurso anual del mejor bailarín en el Festival Internacional de Folklore de Strážnice.

2. Cetrería

(Inscrito en la Lista de la Unesco en el año 2010)

En un principio, el hombre utilizó el arte de la cetrería para procurarse alimentos, pero su evolución posterior hizo que hoy en día esté vinculado principalmente a la conservación de la naturaleza, al patrimonio cultural y a las actividades sociales de las comunidades. De conformidad con sus tradiciones y principios éticos, los cetreros doman, alimentan y adiestran para el vuelo aves de presa –halcónidos, y también águilas y acipítridos–, creando un vínculo con ellas y convirtiéndose en sus principales protectores. Practicado en muchos países de todo el mundo, el arte de la cetrería puede presentar algunas variantes prácticas –por ejemplo, en los equipamientos utilizados– pero sus métodos son siempre análogos. Los cetreros se consideran un grupo específico. A veces viajan juntos durante semanas, cazando y contándose luego mutuamente las vicisitudes de cada jornada en las veladas que organizan. Consideran que la cetrería les une al pasado, especialmente cuando pertenecen a comunidades en las que este arte representa uno de sus últimos vínculos con el medio ambiente natural y su cultura tradicional. Las prácticas y conocimientos relacionados con este elemento del patrimonio cultural inmaterial se transmiten de generación en generación en el seno de las familias, así como mediante sistemas de tutoría formal y aprendizaje o cursos de formación impartidos en clubs y escuelas. En algunos países es preciso aprobar un examen de nivel nacional para ser cetrero. La celebración de encuentros y festivales permite a las comunidades de cetreros intercambiar conocimientos, fomentar la diversidad y sensibilizar más al público al valor de su arte.

3. Carnaval de Hlinsko

(inscrito en la Lista de la Unesco en el año 2010)

En la región de Hlinsko están documentadas las descripciones de las rondas de carnaval y máscaras del fin del siglo 19, en algunos pueblos se celebran espontáneamente durante algunas generaciones en la forma casi similar (Hamry, Studnice, Vortová) hasta hoy. Las máscaras de carnaval tienen su forma y función tradicional, y generalmente las ocupan solamente los hombres. Solamente en algunos pueblos donde no mantienen los ajustes más tradicionales, se les permite el uso de mascaras también las mujeres o también niños (Blatno, Studnice).

unnamed (2).jpg
 Las máscaras de carnaval tienen su forma y función tradicional, y generalmente las ocupan solamente los hombres.
Las máscaras de carnaval tienen su forma y función tradicional, y generalmente las ocupan solamente los hombres.

La procesión del carnaval visita todo el pueblo según un orden predeterminado. En cada casa desean suerte, salud y tocan músicas según el deseo del dueño del hogar. La mayoría de gente prepara algo para comer tradicional (en primer lugar buñuelos y alcohol), dinero y participa activamente en todos los eventos. La fiesta está terminada con la ceremonia de matanza de yegua (una de las máscaras).

4. Cabalgata de los Reyes

(Inscrito en la Lista de la Unesco en el año 2011)

La Cabalgata de los Reyes tiene lugar en primavera, en el contexto de las celebraciones tradicionales de la fiesta de Pentecostés. Se celebra en las ciudades de Hluk y Kunovice, así como en las aldeas de Skoronice y Vlčnov. Un grupo de hombres jóvenes a caballo recorre las calles de las localidades en procesión. En cabeza de la cabalgata van grupos de cantores seguidos por pajes con sables desenvainados que forman la guardia del rey, un muchacho con el rostro en parte oculto que lleva una rosa en la boca. Tras de él viene el resto de los miembros de la cabalgata real. El rey y los pajes llevan vestidos de ceremonia de mujer y los demás caballeros llevan indumentaria masculina. El séquito, que va montado en caballos engalanados, se detiene de vez en cuando para entornar rimas breves que comentan jocosamente el carácter y la conducta de los espectadores. Los cantores reciben óbolos que depositan en una hucha o en las botas de los caballeros del cortejo. Después de varias horas de cabalgata, los escoltas vuelven a sus casas y luego se encuentran en la casa del rey por la noche, donde se celebra una fiesta con música y baile. Las prácticas y las funciones de la Cabalgata de los Reyes se transmiten de generación en generación. Los ornamentos tradicionales en papel con los que se engalana a los caballos son confeccionados por mujeres y muchachas que conocen las técnicas, los colores y los motivos característicos de cada ciudad o aldea.

unnamed (3).jpg
Las prácticas y las funciones de la Cabalgata de los Reyes se transmiten de generación en generación.
Las prácticas y las funciones de la Cabalgata de los Reyes se transmiten de generación en generación.

5. El teatro de marionetas

(Inscrito en la Lista de la Unesco en el año 2016)

En comunidades las comunidades de República Checa y Eslovaquia el teatro de marionetas no sólo es un una forma tradicional de entretenimiento popular, sino que también es representativa de una determinada visión del mundo y constituye un instrumento educativo susceptible de transmitir mensajes sobre los valores morales. Las marionetas representan personajes reales o imaginarios, se fabrican con madera y sus movimientos se animan con técnicas diversas. Los primeros depositarios de esta práctica cultural fueron familias de titiriteros itinerantes que fueron asimilando paulatinamente en su repertorio elementos lingüísticos y temáticos de las localidades por donde pasaban, lo que desembocó en la creación de personajes cómicos con características distintivas. En Chequia y Eslovaquia el teatro de marionetas es parte integrante las tradiciones escénicas locales y de la tradición literaria de ambos países. También desempeña una función importante de socialización para sus intérpretes, ya que contribuye al desarrollo de su pensamiento creativo, a su aprendizaje de los principios de cooperación y comunicación, y la consolidación de su sentimiento de identificación social. Los espectáculos de marionetas acompañan otras prácticas culturales tradicionales y eventos festivos como celebraciones, mercados y ferias, pero hoy en día han adoptado formas diferentes a pesar de que todavía se siguen basando en la tradición. Los depositarios de esta práctica cultural son los dramaturgos e intérpretes, así como los diseñadores de los decorados y los artesanos que fabrican los títeres y su vestuario. Las técnicas y los conocimientos vinculados con el teatro de marionetas se transmiten en el seno de las comunidades de intérpretes mediante la imitación y la práctica. En Eslovaquia también se transmiten en el seno de dinastías ancestrales de titiriteros, y también mediante talleres organizados por asociaciones sin fines de lucro y escuelas de música y arte.

Postea en tu Facebook