Principales complejos

¿Cuáles son los lugares para esquiar en Estados Unidos?

La nieve en polvo, los notables servicios y una temporada extensa son las características diferenciales de los centros de esquí en Estados Unidos. Las opciones.

Los centros de esquí de Estados Unidos tienen muchos atributos que los hacen atractivos a quienes practican deportes invernales. Cuenten con una nieve en polvo –o tipo champán–, ideal para disfrutar de las actividades; aseguran una temporada larguísima que va de mediados de noviembre hasta fines de abril, siendo el periodo del 1º de diciembre al 30 de marzo el más espectacular; y disponen de servicios de primer nivel.

Además, muchos de ellos se encuentran cercanos a destinos de fama internacional como Los Ángeles, Las Vegas, San Francisco, Nueva York y Boston, por mencionar algunos.

A continuación, un recorrido por los lugares para esquiar en Estados Unidos:

Nieve en California.

En California sobresalen los complejos de esquí Heavenly Mountain Resort, Squaw Valley, Northstar California Resort y Mammoth Mountain.

Heavenly.jpg

Heavenly Mountain está ubicado a orillas del lago Tahoe, con maravillosos paisajes y una gran vida nocturna. Es el complejo de esquí más grande de la zona, y su base está ubicada en la frontera entre California y Nevada.

Por su parte, Mammoth Mountain posee excelentes alojamientos para familias pegados a las pistas. Las cumbres nevadas y la naturaleza del entorno atraen a esquiadores, patinadores y aficionados al snowboard y a las motos de nieve.

Esquí en Colorado.

Colorado es uno de los lugares para esquiar en Estados Unidos por excelencia. Se destacan Aspen Snowmass, Vail, Beaver Creek, Breckenridge, Keystone, Steamboat Ski Resort y Telluride.

La ciudad de Aspen, en el centro oeste de Colorado, es sinónimo de esquí. ¿El motivo? La perfección de la nieve en todos sus centros. Se puede acceder con un mismo pase a las cuatro estaciones en las montañas Rocosas: Aspen Mountain (tiene la mejor nieve y el mejor terreno disponibles), Aspen Highlands (un área excelente para los esquiadores intermedios, con largas pistas, muy populares), Buttermilk (para el esquí de alta dificultad) y Snowmass. Hay pistas para todos los niveles, así como escuelas de esquí para niños y adultos con instructores que hablan español, y transporte gratis para desplazarse de una a otra.

147283-Vail-Ski-Resort.jpg

El otro gigante es Vail, el complejo de esquí más grande de Estados Unidos, con casi 40 km2 de zonas esquiables. Se trata de un centro compuesto por: Vail, Beaver Creek, Breckenridge, Keystone y Arapahoe Basin.

Combina un terreno y paisajes únicos, con remontes de alta velocidad, pistas larguísimas que cruzan bosques y una gran calidad en servicios. Mientras que fuera de las pistas hay múltiples alternativas de ocio: en Adventure Ridge, el centro de actividades diurnas y nocturnas de la cima de la montaña de Vail, se puede patinar sobre hielo, andar en bicicletas para nieve, caminar con raquetas y deslizarse por toboganes helados.

Beaver Creek es un centro de esquí 5 estrellas; a tal punto que dispone de aceras calefaccionadas y escaleras eléctricas al aire libre que conectan las pistas de esquí con los hoteles de lujo. Abundan las boutiques y los restaurantes gourmet. Sus pistas de esquí son largas, anchas y están perfectamente peinadas.

Por su parte, Breckenridge Ski Resort es elegido especialmente por familias para los deportes de nieve. Tiene mucha vida nocturna y promociones convenientes.

Asimismo, Keystone ostenta tres montañas y laderas bien definidas, con excelentes pistas. Las condiciones para esquí y snowboard son perfectas para todos los niveles: al frente de la montaña las pistas son fáciles, mientras que en la parte posterior hay hondonadas escondidas y un espléndido terrain park.

En tanto, Steamboat Ski Resort es un complejo de los más modernos y tiene la marca registrada “Champagne Powder”, que caracteriza a la magnífica nieve de sus montañas. Ofrece excelente esquí entre árboles y fuera de pistas, así como una zona para principiantes en la base. Es ideal para familias.

Finalmente, Telluride es reconocido internacionalmente como uno de los principales destinos de esquí, con más de 800 ha. para practicar esquí de todos los niveles. La impresionante Mountain Village, al pie de las pistas, ofrece lujosos hoteles y propiedades de alquiler a corto plazo.

Centros invernales en Utah.

Park City es uno de los centros de esquí más importantes del mundo, y en 2002 fue una de las sedes de los Juegos Olímpicos de Invierno. La estación de esquí y montaña de Park City forma parte de un enorme complejo desarrollado dentro de esta ciudad. En él están incluidos otros dos centros turísticos de montaña: Deer Valley y The Canyons. De modo que Park City es uno de los destinos más atractivos para esquiar.

park city.jpg

Deer Valley es famoso por su nieve en polvo, con 100 senderos, seis hondonadas y 21 telesquíes. También cuenta con una escuela de esquí de renombre, centro infantil y completos servicios.

Por su parte, Canyons Resort cuenta con 182 pistas, 19 telesillas, nueve montañas esquiables, tres terrain park y seis half pipes naturales. Ofrece múltiples posibilidades de alojamiento, desde lujosos hoteles hasta departamentos a muy buenas tarifas, ideales para familias.

Vermont: centros de esquí cerca de Nueva York.

Muy cerca de Nueva York y Boston se encuentran los complejos invernales Killington y Stowe Mountain.

Situada en el corazón de las montañas Green Mountains, Killington es muy buscada por quienes buscan esquiar o practicar snowboard rodeados de paisajes espectaculares. Hay pistas para principiantes, intermedios y avanzados.

Mientras que Stowe Mountain Resort es una popular estación de esquí de Nueva Inglaterra. Además de sus zonas de esquí alpino, posee una amplia red de caminos de esquí de fondo, así como zonas para snowboard y patinaje sobre hielo.

Wyoming, otra opción en Estados Unidos.

Jackson Hole es el paraíso del esquí fuera de pista en Estados Unidos, y además cuenta con diferentes niveles dentro de toda su área esquiable. La mayoría de los esquiadores se limitan al esquí de fondo, aunque los más aventureros pueden disfrutar de kilómetros de senderos menos conocidos y pistas negras.

Postea en tu Facebook